Comodidad, elegancia y versátil

Comodidad. Por su ligereza, por su corte recto, por su abertura en la parte trasera, por sus finas asas en los hombros, por hacerte sentir original.

Elegancia. Por su forma entubada, por el efecto alargado que causa, porque estiliza, porque es minimalista, por su original lazo que aporta el toque distintivo.

Versátil. Porque se adapta a diferentes espacios y estaciones, por la posibilidad de usarlo en otros eventos, porque encaja para bodas, prebodas o como segundo vestido para el banquete y baile.

Estas son las tres principales características que nos vienen a la mente cuando vemos el modelo Julia de la colección de Rocío Osorno. Cualidades que, además, nos parecen las más importantes llegado el momento de la elección de un vestido especial.

Lo mejor de la colección y la empresa de esta maravilla de diseñadora andaluza es que cuenta con el servicio extra de personalización de sus piezas, siguiendo siempre el estilo de la marca. Esto permite que, basándote en un modelo, puedas crear una variación mucho más personal y adaptada a tus gustos.

En el caso concreto de este modelo, nos imaginamos a una novia con corte midi, con la espalda más al descubierto si cabe o con la abertura en un lateral, en lugar de en la parte de atrás del vestido. Aunque estas son solo unas posibilidades. En realidad, nos encanta exactamente tal y como está.

Cierto es, que cada vez más se buscan vestidos que tengan cierta reutilización una vez pasado el día de la boda, y este podría ser un ejemplo: convertir el modelo Julia, largo, en una versión de corte midi perfecto para cóctel o cualquier otro evento.

Os dejamos con las fotos y el enlace al vestido y os animamos a visitar tanto su página web como sus redes sociales, donde descubriréis el trabajo tan bonito que hace.

Deja un comentario