La generación que convirtió en una fiesta inolvidable aquella festividad más tradicional

Aunque no existe acuerdo entre las fechas a las que pertenece esta generación, lo cierto es que la gran mayoría sitúa en este grupo a los nacidos entre 1980 y 1995.

Se trata de aquellos que han nacido en la era de la tecnología y que, ahora, se están casando.

Jóvenes con ganas de comerse el mundo, de viajar por todo el planeta, de descubrir cosas nuevas, tolerantes, preocupados por el medio ambiente y la naturaleza, ambiciosos, y sobre todo, tecnológicos. Han llegado para romper las reglas.

El sector nupcial no ha pasado desapercibido, ya que las bodas han sufrido una transformación total de la mano de los millennials. Estos son algunos de los conceptos que diferencian a las bodas de ahora:

BODAS SALIDAS DE PINTEREST

Como decíamos, la tecnología y las redes sociales son un factor clave en el día a día de esta generación. Los novios buscan inspiración en Internet y el resultado son grandes decoraciones (a veces, de tipo DIY o recicladas) altamente instagrameables.

Hasta el más mínimo detalle tendrá coherencia con el resto de la decoración.

Imprescindible crear un #hashtagparalaboda

LAS NOVIAS YA NO SON PRINCESAS

Se acabaron las novias con vestidos imposibles o que parezcan hechos para exposición.

Ahora las novias buscan un look mucho más cómodo, sencillo, que les permita bailar con sus amigos hasta altas horas de la madrugada

PROTOCOLO DE CREACIÓN PROPIA

El protocolo tan estricto de las bodas deja paso a una nueva forma de organización y etiqueta, en la que los propios novios deciden las «normas» de su fiesta.

Ellos escriben el guión de su día, y las tradiciones ocupan un plano muy secundario.

MÁXIMA PERSONALIZACIÓN

Cada detalle desbordará personalidad, reflejará los gustos y aficiones de los novios.

Se busca originalidad y se conseguirá a través de las invitaciones, la decoración de las mesas, el photocall, el sitting plan…Buscar una temática es la mejor opción.

LO IMPORTANTE: FIESTA Y AMIGOS

Se acabaron las bodas en las que los padres de los novios envían las invitaciones a familiares y amigos cercanos. Son los protagonistas de la boda quienes deciden a quién invitan, cómo invitan y cómo será la distribución.

Muchas tradiciones han quedado atrás (nadie espera ya que los novios corten la tarta sable en mano) para dejar paso a la fiesta y la diversión con los amigos.

BODAS MÁS ESPIRITUALES

Es una realidad. Cada vez hay menos bodas religiosas y crece el número de aquellas de tipo espiritual, llenas de significado y cargadas de emoción. Aumenta la presencia de maestros de ceremonia, optando por discursos más sentimentales y cercanos a la historia de amor de la pareja.

NUEVA DIMENSIÓN DE LA COMIDA

Desde cócteles de pie hasta banquetes con comida de diseño, pasando por los famosos foodtrucks y sin olvidarnos de menús para veganos.

La comida ya no es un desfile de platos, imposibles de terminar. Tampoco un banquete aburrido sin pausas.

Bienvenida cualquier forma original de presentar la comida, midiendo las cantidades, controlando los gustos y necesidades de todos los invitados.

LOCALIZACIONES INESPERADAS

Un invernadero, un teatro, un jardín, en medio de un bosque, cuevas, estaciones de tren, fábricas abandonadas…Existen infinidad de posibilidades a la hora de elegir los lugares en los que celebrar el enlace y la posterior fiesta.

La imaginación será algo clave a la hora de sorprender a los invitados.

Todas las imágenes de: The Creative Shot

Leave a comment